Llévate una cartera de corcho GRATIS en cada pedido

Las joyas de las famosas de Hollywood

Las estrellas de Hollywood pueden lucir diamantes de Cartier o Bulgari para eventos de alfombra roja, pero no todas las joyas de celebridades requieren su propio guardaespaldas.

Si te gustan las joyas como a las estrellas de Hollywood mira nuestra página.

https://www.silverson.art/?gclid=Cj0KCQjwz7uRBhDRARIsAFqjull0Gp9NsIAXObVxIxO84JzN6vmSMNF_gh-sVYWXcPdlSYdlw3ii6dIaAn0HEALw_wcB

 

 

Jennifer López

 

Jennifer López con pendientes de Jennifer Fisher.

Posiblemente la reina de los aros de Hollywood, Fisher ofrece versiones que van desde diminutos huggies hasta hacedores de declaraciones de varias pulgadas, disponibles tanto en oro de 14k como en latón más amigable con la billetera. Jennifer López, Kirie Jenner y Hailey Baldwin tienen múltiples pares.

Si te gustan estos pendientes mira los nuestros https://www.silverson.art/collections/frontpage/Pendientes

 

 

Meghan Markle

 

Meghan Markle con un collar Awe Inspired.

Con sus diseños inspirados en diosas, Awe Inspired tiene como objetivo "aumentar la fuerza interior, celebrar la diversidad, difundir el feminismo y abogar por la justicia social". La marca dona el 20 % de todos los ingresos a organizaciones benéficas asociadas, y los compradores pueden elegir incluso qué causa les gustaría que su compra se beneficie al finalizar la compra. No es de extrañar que Meghan Markle , Taylor Swift, Demi Lovato y Nina Dobrev sean grandes admiradoras.

 

Si te gustan los colgantes mira los nuestros https://www.silverson.art/collections/frontpage/Colgantes

 

Gigi Haddid

Gigi Hadid con collar y pendientes de Missoma.

Esta marca con sede en el Reino Unido ofrece adornos "semifinos" que son perfectos para superponer, mezclar y combinar. Probablemente hayas visto los collares de cadena de oro y los delicados aretes de aro de Missoma en grandes nombres como Emily Ratajkowski, Florence Pugh y Gigi Hadid.

 

Pero las estrellas del antiguo Hollywood también lucían joyas y su guardarropa público a menudo se administraba cuidadosamente bajo el sistema de estudio, que buscaba mantener la reputación de todas sus estrellas. Pero, incluso sin la ayuda de un diseñador de vestuario de estudio, muchas de las actrices más famosas tenían sus propias colecciones de joyas brillantes y, a menudo, usaban sus propias joyas en las películas. Estos son solo algunos de los mayores coleccionistas de joyas del viejo Hollywood

 

Grace Kelly

Se informa que esta famosa actriz afirmó que prefería las perlas, tanto dentro como fuera de la pantalla . Su colección de joyas creció sustancialmente una vez que se casó con el Príncipe Rainiero III de Mónaco. Van Cleef and Arpels era uno de sus joyeros favoritos, así como las dos firmas de Grimaldi y Cartier. De hecho, su nieta, Charlotte Casiraghi, usó uno de sus collares Cartier (de diamantes, por supuesto) el día de su boda en 2019.

El colgante de Grace es muy bonito, pero si también te gustan los anillos mira los nuestros. https://www.silverson.art/collections/frontpage/Anillos

 

 

Lana Turner

 La carrera cinematográfica de Turner comenzó después de que se hizo conocida como la "chica del suéter" de la película de 1937 They Won't Forget . Turner provenía de una familia de clase trabajadora, por lo que, incluso después de alcanzar el éxito, su colección de gemas se componía tanto de bisutería como de joyería fina. Se sabía que Turner se había llevado a casa bastantes piezas de bisutería de los decorados en los que trabajaba. Su colección era tan grande que hizo construir tocadores personalizados para guardar todas sus galas.

Si te gustan las pulseras de Lana Turner mira las nuestras https://www.silverson.art/collections/frontpage/products/pulsera-de-madera-y-plata-modelo-jadar

 

 

Elizabeth Taylor

 La reina de todo lo relacionado con las piedras preciosas fue, por supuesto, Elizabeth Taylor. Desde el principio de su carrera, la actriz sintió afición por todo tipo de joyas y tenía ojo para las creaciones costosas e inusuales que presentaban gemas raras. Los costosos y opulentos regalos de joyería que su tercer marido, Mike Todd, le compró marcaron la pauta para sus gustos posteriores en la vida. Después de su prematura muerte, ella siguió comprando diamantes para ella , ya que los asociaba fuertemente con estar enamorada de Todd. Dos de sus casas de joyería favoritas eran Cartier y Bulgari, las cuales le hicieron piezas personalizadas a lo largo de los años.

 

 

Mae west

Su padre era John Patrick West, un boxeador y camorrista de origen irlandés que tuvo varios oficios; gestionó una cuadra de caballos usados para carruajes y montó una agencia de detectives privados. La madre era una modelo de corsetería llamada Tillie Delker. La futura actriz tuvo dos hermanos menores: Mildred Katherine West y John Edwin West II. Por los ambientes en que se movían sus padres, ella se habituó desde pequeña a observar y escuchar a hombres de malos modales, lo que contribuyó a forjar su carácter descarado y su habilidad para escribir diálogos chispeantes al gusto del público de clase trabajadora que llenaba los teatros.

La temprana estrella de cine compró muchas piezas de diamantes para sí misma, que luego usó en sus películas. A pesar de su personalidad tosca, muchas de las deslumbrantes gemas que usó en el set le pertenecían, cuidadosamente elegidas para mostrar su talento para la moda y su riqueza recién adquirida. Le gustaban especialmente las piezas de estilo Art Nouveau y Art Deco .

 

Mae West también era muy fan de los anillos y este seguro que le hubiera encantado

https://www.silverson.art/collections/frontpage/products/anillo-de-plata-y-madera-con-tres-brillantes-akaru

 

 

Merle Oberon

La carrera de Oberon cambió a raíz de su matrimonio con el director Alexander Korda, que fue quien la persuadió para que se cambiara el nombre por el que la hizo famosa. En 1935 protagonizó Ángel en tinieblas, película que le valió la nominación al premio Óscar a la mejor actriz. En 1937 Merle fue elegida para encarnar a Mesalina en la película Yo, Claudio que iba a dirigir su marido; pero la actriz sufrió un accidente de tráfico, lo cual, unido a varios contratiempos, obligó a cancelar el proyecto. Como secuelas de accidente le quedaron cicatrices en la cara, un defecto que pudo terminar con su carrera; pero un hábil uso de maquillaje y luces le ayudó a encubrirlo en sus filmes posteriores.

La estrella de La Pimpinela Escarlata era una gran aficionada a las gemas y también lució sus propias piezas en sus películas. Una de las piezas más envidiadas de su colección fue el collar de esmeraldas y diamantes Cartier que encontró en París.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados