Llévate una cartera de corcho GRATIS en cada pedido

Preguntas frecuentes

¿Qué quiere decir que Silverson es fabricante? 

Tenemos un taller propio. Diseñamos nuestras piezas y las fabricamos. Por eso podemos garantizarlas sin problemas. 

¿Qué quiere decir que Silverson es artesanal? 

Realizamos nuestras piezas de un modo artesanal, no industrial. Nuestros procesos incluyen el tratamiento de las piezas una por una y no en una producción en cadena. 

¿Influye esto en el resultado final? 

El resultado es absolutamente profesional, ya que trabajamos con máquinas de la última tecnología.Sin embargo, algunos de nuestros acabados pueden tener algún milímetro en exceso o defecto por la fabricación artesanal. 

¿Cómo es el proceso de compra? 

Hay que diferenciar si la pieza es de plata o de oro. 

  • Si es de plata: te mandaremos un anillero a casa para que te midas bien. Una vez sepamos la medida, fabricaremos el anillo y te lo enviaremos en un plazo máximo de dos semanas. Podemos hacerlo más rápido si nos lo pides. 
  • Si es en oro: ten en cuenta que el precio que ves en la pieza es la primera parte del pago. Es una reserva. Después, te mandaremos el anillero y cuando sepamos la medida, te diremos el precio total de la pieza. No queremos que pagues de más. 

¿Qué garantía tengo? 

Nuestras piezas están garantizadas de por vida contra defectos de fabricación o problemas en los metales. También podemos ayudarte en casos de roturas por accidente y demás. 

 ¿Podéis hacer un anillo que he visto pero en otro metal? 

Sí, por supuesto, solo tienes que pedirlo. También podemos cambiar piedras, maderas y lo que nos sugieras. Estamos abiertos a todas tus ideas. 

 ¿Cómo me tomo las medidas del anillo? 

Muy sencillo. Te mandaremos un anillero en cuanto hagas el pedido. Te llegará a los pocos días. Tendrás que medirte bien y nos dices las medidas concretas. En esta comunicación también solemos preguntar por el grabado del anillo, que es gratuito. 

¿Hay algún consejo para medirse bien la talla? 

Sí, hay que hacerlo cuando el cuerpo no esté especialmente caliente, ni especialmente frío. Por ejemplo, después de haber pasado mucho calor o de haber estado corriendo, puede ser que tengamos una talla más. 

Así que lo mejor es medirse en unas condiciones de temperatura normales y después de haber estado un rato sin actividad física muy alta.